Desde el inicio de nuestra formación, el cordón umbilical es el que nos da y nos mantiene con vida gracias a que es lo que nos proporciona los nutrientes y todo lo que necesitamos. Pero realmente puede ser mucho más últil en el futuro de lo que podemos pensar.

¿Qué son las células madre?

Las células madre son un tipo de células que tienen unas características determinadas; pueden multiplicarse prácticamente de manera ilimitada, y por el otro lado, si son sometidas a determinados estímulos pueden transformarse en las células especializadas de cualquier parte de nuestro cuerpo como puede ser células musculares, endoteliales…

células madre cordón umbilical

En el cordón umbilical de un bebé recién nacido pueden encontrarse en su tejido este tipo de células. Que tengan esas características en el futuro pueden salvar la vida de esa persona dependiendo del tipo de patología que sufra. Las principales enfermedades que actualmente se pueden tratar con células madre pueden ser leucemias, linfomas y enfermedades metabólicas. También pueden implantarse para la regeneración de distintos órganos y tejidos; incluso pudiéndose tratar con ellas a hermanos ya que el grado de compatibilidad puede llegar a ser hasta del 30%.

En personas con enfermedades relacionadas con la médula ósea, siempre es ideal y deseable un trasplante completo de médula ósea de uno de los parientes más cercanos. Pero lamentablemente, esto solo ocurre en el 30% de los casos, por lo que el almacenamiento de células madre de la sangre del cordón umbilical se ha convertido en una opción alternativa. Para los niños, el trasplante de células sanguíneas del cordón umbilical tiene más ventajas que el trasplante de médula ósea completa.

También se ha demostrado que en muchos pacientes con cáncer, la quimioterapia realizada a estos pacientes puede destruir las células cancerosas y las células madre sanas que producen células sanguíneas. Un trasplante de células madre de cordón umbilical puede ayudar a regenerar las células sanguíneas después de la quimioterapia.

¿Cómo se extraen del cordón umbilical?

La extracción de la sangre del cordón umbilican se debe realizar inmediatamente después del parto. Si no se recogen en ese momento nunca más podría realizarse. El proceso es indoloro y sin riesgo tanto para el bebé como para la madre. Cuando se ha recogido la sangre se envía para su procesamiento en condiciones de esterilidad. En ese tratamiento se produce la separación de las células madre y se obtiene una muestra crio-preservada a -196ºC en nitrógeno líquido. Una vez realizados todos los pasos la muestra puede enviarse para su conservación en un banco de muestras para poder utilizarlas en el futuro.

Este procedimiento cada vez se empieza a utilizar más en las últimas décadas ya que de este proceso sólo se pueden obtener beneficios de él; el único problema son los grandes gastos que su conservación conlleva.

Descubre además todo acerca de la familia fugate, cuyos integrantes eran azules aquí.

5 1 Vota
Article Rating
Suscribete
Apagar notificaciones
guest
0 Comments
Feedback en línea
Ver todos los comentarios