« Volver al diccionario

Glándula pineal

La glándula pineal es una glándula del sistema endocrino responsable de la liberación de melatonina, una hormona que influye en nuestros ciclos de sueño y vigilia. La luz que llega a los ojos estimula los nervios, que activan o reprimen la glándula pineal. La glándula también se llama «cuerpo pineal».

Visión general

Históricamente, la glándula pineal se llamaba «tercer ojo», porque una vez se creyó que la glándula pineal te permitía ver diferentes planos de existencia. Las conspiraciones modernas afirman que el fluoruro en el agua detiene la función de la glándula pinealEstas afirmaciones nunca han sido respaldadas por la ciencia moderna y en gran medida se ha demostrado que son falsas. Sin embargo, la ciencia ha demostrado que la glándula pineal tiene un papel importante en influir en nuestro ciclo de sueño y vigilia.

La glándula pineal tiene un papel principal en el control de los ciclos del sueño al secretar melatonina. Esta hormona modula nuestros patrones de sueño y vigilia al afectar diferentes células dentro del cerebro y el cuerpo. La melatonina fue descrita por primera vez por el médico estadounidense Dr. Aaron Lerner en 1958. La investigación ha demostrado que la melatonina desempeña un papel fundamental en el establecimiento de nuestro ritmo circadiano, que es el ciclo de veinticuatro horas de nuestra bioactividad que coincide con el ciclo solar de la día. La glándula se puede ver en la imagen de abajo.

Diagrama de la glándula pineal
Diagrama de la glándula pineal

Función de la glándula pineal

La melatonina es una de las hormonas más ubicuas y versátiles que se encuentran en los animales y algunas plantas. Es altamente lipofílico, lo que le permite llegar a nuestras células en un tiempo récord. La activación de la glándula pineal provoca la secreción de melatonina. La activación ocurre cuando el ojo deja de recibir señales de luz brillante.

La melatonina se deriva del aminoácido triptófano. Este aminoácido se puede encontrar en humanos y otras especies de mamíferos, reptiles, aves y anfibios. Los alimentos ricos en triptófano se han relacionado con efectos calmantes y reducción de la ansiedad. En los humanos, específicamente, la melatonina ayuda a controlar nuestro ciclo diario de sueño. El cuerpo produce melatonina en respuesta a la luz que incide en la retina del ojo. La recepción de luz inhibe la liberación de melatonina. Por el contrario, la ausencia de luz durante la noche se interpretará como una señal para producir más melatonina. Esto le ayuda a dormir.

La capacidad de modular los niveles de melatonina se debe a la presencia de células fotorreceptoras especiales en la retina humana que emiten una señal al núcleo supraquiasmático, o SCN, del hipotálamo. El hipotálamo, a su vez, es una parte del cerebro que apoya las funciones homeostáticas del cuerpo. Las señales claras u oscuras se envían luego a la glándula pineal, que comenzará a modular los niveles de melatonina.

Ubicación de la glándula pineal

La glándula pineal está ubicada aproximadamente en el centro del cerebro, entre los hemisferios izquierdo y derecho. La glándula tiene aproximadamente el tamaño de un grano de arroz. Es el único elemento cerebral de la línea media que no está emparejado. El cuerpo pineal está metido en el surco donde se encuentran los dos cuerpos talámicos.

La glándula pineal toma la forma de una piña, ¡lo que explica su nombre! Casi todos los vertebrados existentes contienen una glándula pineal. Las glándulas se encuentran incluso en la lamprea primitiva. Tiene sentido que la glándula pineal sea un órgano primitivo porque ayuda a establecer ciclos de sueño basados ​​en la luz recibida en los ojos. Sin embargo, no todas las especies han conservado la glándula pineal.

La excepción a la regla es el hagfish, que carece de una glándula pineal perceptible. Asimismo, algunos otros vertebrados más avanzados han perdido los suyos en algún momento de su evolución.

Flujo de sangre a la glándula pineal

A diferencia de la masa restante del cerebro de los mamíferos, la glándula pineal no está separada del cuerpo por la barrera hematoencefálica . En cambio, recibe el segundo suministro de sangre más abundante del cuerpo, después del riñón. La principal irrigación sanguínea de la glándula pineal proviene de las ramas coroideas de la arteria cerebral posterior. Su inervación simpática (o excitable), por otro lado, proviene del ganglio cervical superior. Los ganglios óticos suministrarán la inervación parasimpática inhibidora.

Hormona de la glándula pineal

Se sabe que la glándula pineal produce principalmente una sola hormona, la melatonina. La melatonina tiene una serie de funciones dentro del cuerpo, principalmente relacionadas con la inducción del sueño y el cierre de las actividades cerebrales conscientes. La glándula pineal produce otros precursores de hormonas y sustancias químicas, pero su función no está bien estudiada.

Receptores de melatonina

Hay una serie de receptores para la melatonina que se encuentran dispersos en varias áreas del cuerpo. En particular, se encuentran en altas concentraciones en el SCN y la glándula pituitaria del cerebroEste es el sitio principal de acción, ya que la melatonina juega directamente en el ritmo circadiano aquí. Pero los receptores de melatonina también están presentes en los ovarios. Los niveles de melatonina afectan varias facetas del ciclo menstrual, como el momento de su inicio, la duración y la frecuencia.

En otras especies animales, incluso actúa como señal de apareamiento. Por ejemplo, se encuentran mayores niveles de melatonina en los caballos durante la primavera, que coincide con la temporada ideal para el apareamiento. Este es un ejemplo directo del impacto del ciclo solar en el ciclo reproductivo a través de la actividad de la glándula pineal. Otros receptores de melatonina se encuentran en las paredes de los vasos sanguíneos y en nuestro tracto intestinal. En el intestino, la melatonina protege las capas mucosas de las lesiones y la irritación mediante su erradicación de los radicales libres. Las lesiones intestinales pueden provocar esofagitis dolorosa, gastritis y cáncer péptico, entre otras enfermedades.

Producción y liberación de melatonina

La glándula pineal expulsa la mayor cantidad de melatonina durante la noche. En este momento, el cuerpo sufrirá varios cambios estrechamente relacionados con las concentraciones de melatonina. La temperatura interna del cuerpo bajará, al igual que la frecuencia respiratoria. Estas experiencias son las que más asociamos con conciliar el sueño. Sin embargo, durante el día, nuestras retinas estarán expuestas a mucha luz que inhibirá la expresión de melatonina. Esto es esencial para mantenernos alerta y despiertos durante el día.

Melatonina como antioxidante

La melatonina también tiene propiedades antioxidantes especiales. Se sabe que neutraliza radicales, elementos con una configuración electrónica inestable, que de otro modo causarían daño oxidativo dañino a los tejidos. La melatonina también puede activar otras enzimas antioxidantes que realizarán funciones restauradoras.

Naturalmente, la melatonina es una sustancia antienvejecimiento que disminuye a medida que envejecemos. La pérdida de melatonina se asocia, por tanto, con diversas enfermedades relacionadas con la edad. La melatonina también conserva un papel en el amortiguamiento del sistema inmunológico a la luz de los ajustes estacionales. Sus funciones aún se están estudiando, pero el consenso radica en que la melatonina actúa como estimulante en condiciones supresoras y como agente antiinflamatorio cuando el sistema inmunológico experimenta una inflamación aguda.

Trastornos de la glándula pineal

Trastornos que afectan el sueño y el estado de ánimo

Dado que la glándula pineal participa principalmente en los ritmos de sueño-vigilia, también se origina en los trastornos del estado de ánimo. Estudios recientes han relacionado el estrés crónico y la mala alimentación como posibles causas de niveles reducidos de melatonina en el sistema. Esto se encuentra a menudo en pacientes con ciclos circadianos anormales de la hormona cortisol (o «estrés»). De hecho, la depresión y la disfunción sexual son condiciones que se agravan aún más por la baja producción de melatonina.

Algunos otros informes han demostrado que la glándula pineal puede calcificarse a través de su funcionamiento normal, lo que puede provocar una variedad de síntomas. La glándula pineal libera una serie de sustancias químicas además de la melatonina, que pueden ayudar a provocar una serie de enfermedades mentales, como la esquizofrenia o la depresión.

Quistes pineales

Los quistes pineales, o quistes de la glándula pineal, son una ocurrencia relativamente común que ocurre en aproximadamente el diez por ciento de las personas que se someten a una tomografía computarizada o resonancia magnética. La mayoría de los pacientes con quistes pineal no mostrarán ningún síntoma visible. Muy raramente, los pacientes experimentan dolores de cabeza y anomalías en el movimiento de los ojos. En algunos pacientes, el quiste incluso puede provocar trastornos emocionales, problemas para dormir y convulsiones. Solo cuando el quiste de la glándula pineal sea sintomático, el médico recomendará la extirpación quirúrgica.

Tumores pineales

Un tumor pineal, por otro lado, es una complicación más grave que representa alrededor del uno por ciento de todos los tumores cerebrales. Al menos diecisiete tipos de tumores surgen en el área de la glándula pineal, pero muchos son benignos. Los tumores más comunes son los gliomas, los tumores de células pineal y los tumores de células germinales.

La glándula pineal se encuentra junto a un conducto llamado acueducto de Silvio. Actúa como un conducto a través del cual el líquido cefalorraquídeo (LCR) sale del centro del cerebro. Los tumores pineales a menudo bloquean este conducto, lo que provoca una acumulación de presión que expande los ventrículos dentro del cráneo. Este bloqueo presentará complicaciones relacionadas con mayor frecuencia con los síntomas de los tumores de la glándula pineal:

  • Dolores de cabeza
  • Convulsiones
  • Náusea
  • Cambios visuales
  • Problemas con la recuperación de la memoria

Tratamientos del tumor pineal

El tratamiento del tumor puede variar según el diagnóstico. Este diagnóstico debe informarse con un análisis histológico preciso a partir de una muestra biopsiada. Un tumor pineal benigno o no canceroso se puede resecar quirúrgicamente a manos de un cirujano experto. La radioterapia y la cirugía se utilizan normalmente como tratamiento para los tumores pineales.

Por ejemplo, los pinealocitomas no obtienen ningún beneficio de la radioterapia sola. Por lo tanto, requieren resección quirúrgica. El cáncer más común en esta área es el germinoma. Los tumores de germinoma, por el contrario, son muy sensibles a la quimioterapia y la radiación y se curarán en la mayoría de los casos. Lo mismo se aplica a otros tumores malignos de células germinales cerca de la glándula pineal.

Como cualquier otro tejido que se ha sometido a una terapia intensiva contra el cáncer, puede haber efectos a largo plazo sobre la capacidad del tejido pineal para realizar sus funciones endocrinas. Por lo tanto, el paciente deberá trabajar junto con un endocrinólogo para abordar ciertas deficiencias hormonales que puedan haber surgido. La medicina moderna puede manejar la mayoría de estos problemas.

« Volver al diccionario