« Volver al diccionario

Sistema endocrino

El sistema endocrino es una colección de glándulas sin conductos que producen hormonas y las secretan al sistema circulatorio. Las glándulas endocrinas funcionan sin conductos para transportar las secreciones hacia los órganos diana. En cambio, las hormonas pueden actuar como mensajeros químicos para una gran cantidad de células y tejidos simultáneamente.

Visión general

El sistema endocrino consta de muchas glándulas, que funcionan secretando hormonas en el torrente sanguíneo para llevarlas a la célula diana. Las hormonas del sistema endocrino funcionan incluso si las células diana están distantes de las glándulas endocrinas. A través de estas acciones, el sistema endocrino regula casi todas las actividades metabólicas del cuerpo para producir una respuesta integrada. El sistema endocrino puede liberar hormonas para inducir la respuesta al estrés, regular los latidos del corazón o la presión arterial y, en general, dirige cómo crecen y se desarrollan las células.

Las glándulas endocrinas suelen estar muy vascularizadas y contienen una densa red de vasos sanguíneos. Las células dentro de estos órganos producen y contienen hormonas en gránulos o vesículas intracelulares que se fusionan con la membrana plasmática en respuesta a la señal apropiada. Esta acción libera las hormonas al espacio extracelular o al torrente sanguíneo. El sistema endocrino puede activarse mediante muchas entradas diferentes, lo que permite respuestas a muchos estímulos internos y externos diferentes.

Función del sistema endocrino

El sistema endocrino, junto con el sistema nervioso , integra las señales de diferentes partes del cuerpo y el medio ambiente. Además, el sistema endocrino produce moléculas efectoras en forma de hormonas que pueden provocar una respuesta apropiada del cuerpo para mantener la homeostasisEl sistema nervioso produce efectos inmediatos. El sistema endocrino está diseñado para ser relativamente lento en iniciarse, pero tiene un efecto prolongado.

Como ejemplo, la secreción a largo plazo de la hormona del crecimiento en el cuerpo influye en el desarrollo de los huesos y los músculos para aumentar la altura y también induce el crecimiento de todos los órganos internos . Esto sucede a lo largo de muchos años. Las hormonas como el cortisol, producidas durante momentos de estrés, pueden cambiar el apetito y las vías metabólicas en el músculo esquelético y liso durante horas o semanas.

El sistema endocrino está involucrado en todos los procesos del cuerpo humano. Desde la motilidad del sistema digestivo hasta la absorción y el metabolismo de la glucosa y otros minerales, las hormonas pueden afectar una variedad de órganos de diferentes maneras. Algunas hormonas afectan la retención de calcio en los huesos o su uso para impulsar la contracción muscular. Además, están involucrados en el desarrollo y maduración del sistema inmunológico adaptativo y el sistema reproductivo. De manera crucial, pueden afectar el crecimiento y el metabolismo en general, cambiando la forma en que cada célula asimila y utiliza los nutrientes clave.

Partes del sistema endocrino

El sistema endocrino consta de varios órganos, algunos de los cuales tienen la producción de hormonas como función principal, mientras que otros también desempeñan funciones importantes en otros sistemas de órganos. Estos incluyen las glándulas pituitaria y pineal en el cerebro, las glándulas tiroides y paratiroides en el cuello, el timo en la región torácica, las glándulas suprarrenales y el páncreas en la región abdominal y las gónadas en el sistema reproductor.

Diagrama del sistema endocrino
Diagrama del sistema endocrino

Sistema endocrino en el cerebro

Partiendo del cerebro, el hipotálamo, la pituitaria y las glándulas pineal están involucradas en la regulación de otros órganos endocrinos y en la regulación de los ritmos circadianos, cambiando el estado metabólico del cuerpo. La glándula pineal se encuentra cerca del centro del cerebro, en una región llamada epitálamo. La glándula pituitaria se ve muy cerca del hipotálamo y tiene algunas interacciones directas y circuitos de retroalimentación con el órgano para la producción de hormonas.

Juntos, el hipotálamo y la pituitaria pueden regular varios órganos endocrinos, en particular las gónadas y las glándulas suprarrenales. De hecho, el hipotálamo puede considerarse como el punto nodal que integra dos vías principales de regulación: los sistemas nervioso y endocrino. Está formado por una colección de neuronas que recopilan información del cuerpo a través del sistema nervioso y la integran en una respuesta a través del sistema endocrino, especialmente las partes anterior y posterior de la glándula pituitaria.

Sistema endocrino dentro del cuello

El cuello contiene las glándulas tiroides y paratiroides. La glándula tiroides consta de dos lóbulos simétricos conectados por una estrecha franja de tejido llamada istmo glandularis , que forma una estructura en forma de mariposa. Cada lóbulo mide aproximadamente 5 cm de altura y el istmo mide aproximadamente 1,25 cm de longitud. La glándula está situada en la parte frontal del cuello, detrás del cartílago tiroides. Cada lóbulo de la glándula tiroides generalmente se coloca frente a un par de glándulas paratiroides. Cada una de las cuatro glándulas paratiroidesmide aproximadamente 6x3x1 mm y pesa entre 30 y 35 g. Puede haber alguna variación en el número de glándulas paratiroides entre los individuos, y algunas personas tienen más de 2 pares de glándulas.

Sistema endocrino dentro del cuerpo

El timo es un órgano endocrino situado detrás del esternón (también conocido como esternón), entre los dos pulmones. Es de color gris rosado y consta de dos lóbulos. Su función endocrina complementa su papel en el sistema inmunológico, siendo utilizada para el desarrollo y maduración de linfocitos derivados del timo (células T). Este órgano es inusual debido a que su actividad alcanza su punto máximo durante la infancia. Después de la adolescencia, se encoge lentamente y es reemplazada por grasa. En su momento más grande, antes del inicio de la pubertad, puede pesar casi 30 gramos.

Las glándulas suprarrenales se colocan por encima del riñón y, por lo tanto, también se conocen como glándulas suprarrenales. Son de color amarillento y están rodeadas por una cápsula de grasa. Pueden verse justo debajo del diafragma y están conectados a ese órgano muscular por una capa de tejido conectivo. Las glándulas suprarrenales constan de una médula externa y una corteza interna, que tienen secreciones y funciones distintas dentro del cuerpo.

El páncreas juega un papel doble, siendo una parte integral e importante de los sistemas digestivo y endocrino. Órgano glandular ubicado cerca de la curva en forma de C del duodeno y se puede ver detrás del estómago. Contiene células con función exocrina que producen enzimas digestivas y células endocrinas en los islotes de Langerhans que producen insulina y glucagón. Las hormonas desempeñan un papel en el metabolismo y el almacenamiento de glucosa en sangre y, por lo tanto, las dos funciones diferentes del órgano se integran a un cierto nivel.

Las gónadas también tienen importantes funciones endocrinas que influyen en el desarrollo adecuado de los órganos reproductores, el inicio de la pubertad y el mantenimiento de la fertilidad. Otros órganos como el corazón, el riñón y el hígado también actúan como órganos endocrinos secundarios, secretando hormonas como la eritropoyetina que pueden afectar la producción de glóbulos rojos.

Estructura del sistema endocrino

A diferencia de algunos sistemas corporales, el sistema endocrino se distribuye ampliamente dentro del cuerpo. Además, a diferencia de algunos sistemas, las partes del sistema endocrino pueden funcionar independientemente unas de otras para regular y coordinar el cuerpo. Por ejemplo, la glándula pineal en el cerebro responde a la luz recibida en los ojos, lo que hace que libere la hormona melatonina. Esta acción puede estar completamente separada de las acciones de las glándulas endocrinas reproductoras, que responden a un conjunto diferente de señales para permitir un resultado diferente.

Sin embargo, algunas glándulas como la tiroides y el hipotálamo también controlan otras glándulas y sus funciones. Estas glándulas pueden ayudar a coordinar las acciones generales del sistema y del cuerpo en su conjunto. La liberación de hormonas de estas glándulas puede crear una cascada de efectos a partir de la liberación de una sola hormonaEsto hace que el sistema endocrino sea uno de los sistemas corporales de estructura más compleja.

Enfermedades del sistema endocrino

Las enfermedades del sistema endocrino surgen principalmente por dos causas: un cambio en el nivel de hormona secretada por una glándula o un cambio en la sensibilidad de los receptores en varias células del cuerpo. Por lo tanto, el cuerpo no responde de manera adecuada a las señales de los mensajeros. Entre las enfermedades endocrinas más comunes se encuentra la diabetes, que dificulta el metabolismo de la glucosa. Esto tiene un impacto enorme en la calidad de vida, ya que la glucosa adecuada no solo es importante para alimentar el cuerpo, sino que también es importante para mantener la glucosa en un nivel adecuado para desalentar el crecimiento de microorganismos o células cancerosas.

Los desequilibrios de hormonas del sistema reproductivo también son importantes, ya que pueden influir en la fertilidad, el estado de ánimo y el bienestar. Otra glándula endocrina importante es la tiroides, con niveles altos y bajos de secreción que afectan la capacidad de una persona para funcionar de manera óptima, incluso afectando la fertilidad en las mujeres. La tiroides también necesita un micronutriente crucial, el yodo, para producir su hormona. La deficiencia dietética de este mineral puede provocar un agrandamiento de la glándula tiroides a medida que el cuerpo intenta compensar los niveles bajos de hormonas tiroideas.

Diabetes

La diabetes, o diabetes mellitus, se refiere a una enfermedad metabólica en la que la sangre transporta constantemente una alta concentración de glucosa. Esto se remonta a la falta de una hormona insulina eficaz, producida por el páncreas, o la falta de receptores hormonales funcionales. La diabetes mellitus podría deberse a un bajo nivel de producción de insulina en el páncreas o una insensibilidad de los receptores de insulina entre las células del cuerpo. En ocasiones, las mujeres embarazadas sin antecedentes de diabetes desarrollan niveles altos de azúcar en sangre. Esto puede amenazar la salud de la madre y el feto, así como aumentar todos los riesgos asociados con el parto.

La insulina es una hormona anabólica que estimula el transporte de glucosa desde la sangre a las células musculares o al tejido adiposo. Aquí, puede almacenarse como largas cadenas de glucógeno o convertirse en grasa. Al mismo tiempo, también inhibe el proceso de síntesis de glucosa dentro de las células, al interrumpir la gluconeogénesis, así como la degradación del glucógenoUn aumento en los niveles de azúcar en sangre provoca la liberación de insulina. Su liberación protege a las células del daño a largo plazo del exceso de glucosa, al mismo tiempo que permite que el valioso nutriente se almacene y utilice más tarde. El glucagón, otra hormona secretada por el páncreas (células alfa), actúa de manera antagónica a la insulina y se secreta cuando bajan los niveles de azúcar en sangre.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una afección en la que el cuerpo tiene un suministro insuficiente de hormonas tiroideas: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Ambas hormonas contienen yodo y se derivan de un solo aminoácido: la tirosina. La deficiencia de yodo es una causa común de hipotiroidismo, ya que la glándula no puede sintetizar cantidades adecuadas de hormonas. Esto puede surgir debido a daños en las células de la glándula tiroides por infección o inflamación, o intervenciones médicas por actividad tiroidea excesiva. También puede deberse a una deficiencia en la hormona pituitaria que estimula la tiroides. Alternativamente, podría deberse a defectos en los receptores de la hormona. La tiroxina es la hormona más común en la sangre y tiene una vida media más larga que la T3.

Hipogonadismo

El hipogonadismo se refiere a un espectro de trastornos en los que hay una insuficiencia de hormonas sexuales. Suelen ser secretadas por las gónadas primarias (testículos y ovarios) y afectan el desarrollo, la maduración y el funcionamiento de los órganos sexuales y la aparición de características sexuales secundarias. Puede surgir debido a un bajo nivel de producción de hormonas sexuales por parte de las propias gónadas, o la insensibilidad de estos órganos a las señales del cerebro para la producción de hormonas. La primera condición se llama hipogonadismo primario y la última se llama hipogonadismo central.

Dependiendo del período de aparición, el hipogonadismo puede resultar en diferentes características. El hipogonadismo durante el desarrollo puede causar genitales ambiguos. Durante la pubertad, puede afectar el inicio de la menstruación, el desarrollo de los senos y la ovulación en las mujeres, retrasar el crecimiento del pene y los testículos y afectar el desarrollo de características sexuales secundarias. También puede afectar la autoestima y la confianza. En la edad adulta, el hipogonadismo conduce a una reducción del deseo sexual, infertilidad, fatiga o incluso pérdida de masa ósea y muscular.

Descubre además en nuestro blog todo acerca de los lncRNAs aquí.

« Volver al diccionario